Marta y Vicky zanjan sus desencuentros: “Éramos veinteañeras y con mucha tontería”