Montserrat Caballé: "Me guío por el Dios Supremo"