Nuria Rovira y Julio Carretero, un ejemplo de superación con su baile