Pedro de Felipe vivió la rehabilitación de Julio