Pepe Ribagorda se pasa a los fogones y recupera la cocina tradicional en ‘Cocineros sin estrella’