Recopilamos las 'borderías' más ácidas de Risto Mejide... No tiene desperdicio