Torito, y lo que no se ha visto del sorteo