Maika, por Rocío Jurado