Mª Teresa Campos rompe a llorar al recordar el premio que le dio Jesús Hermida en 1999