Las lágrimas de Gemeliers al recoger el disco de platino en ¡Qué tiempo tan feliz!