Juan Antonio Bayona recibe una sorpresa muy especial de su infancia