¡Los gemelos ya conocían a Bisbal!