La muerte de Nino Bravo enmudeció al mundo de la canción