La presentadora lleva la alegría en el cuerpo