Los profesores y amigos de la infancia de Carlos Latre le dan una gran sorpresa