El verdadero romance del verano, el domingo, en '¡Qué tiempo tan feliz!'