Al Bano nace en pleno conflicto de la IIGM