“He tropezado dos veces en mi vida”