Emily, tras el asesino de su padre