La decisión de Gustavo que revoluciona la casa: renuncia al premio