Los finalistas de 'Sálvame Okupa' tienen que llegar por sus propios medios a plató: sin coche, sin dinero y sin teléfono