Kiko M., a Lydia: "Tras el pacto con Albano, te fuiste a un despacho y ofreciste que abrieran otra vez el melón”