Nacho, a Lydia: "Los labios que llevas son un horror, son labios de pececito"