Kiko Rivera, el típico bañista de chiringuito