Raquel, sobre Aguasantas: “Si estuviera enamorada de mi hijo, no le hubiera grabado”