'Sálvame' hace creer a los colaboradores que les quitan la peluquería y el maquillaje