Patricia Martínez trabajaba en Spanair cuando ocurrió el trágico accidente