Karmele, sobre Rosa: "Como soy compañera, ni íntima ni amiga, la invité a casa"