Las infantas Elena y Cristina podrían quedarse sin escolta, según G. González