Los colaboradores de Sálvame se convierten en espectadores para sorprender a Campos