El hombre misterioso era un espía de Nacho Montes, encargado de observar estilismos