El público se divide entre Belén y Lydia