El enfado de Mila por hacer escalada