La fotógrafa que protagonizó la bronca con Ramos y P. Rubio asegura haber denunciado