Kiko Hernández, a Antonio Tejado: “No soy un muñequito de nadie”