José Fernando podría dormir esta noche en el Instituto Hipócrates