Belén Esteban ha tenido que abandonar 'Sálvame' por una subida de azúcar