Cristina Soria analiza la comunicación no verbal de Raquel Bollo y Rosa Benito