María Teresa: "Las sentencias no tienen que ser ejemplarizantes, deben ser justas"