Matamoros, como Beckham en Vanity Fair