Carmen Tello llega muy afectada al Palacio de Dueñas para visitar a la Duquesa