Anabel y los colaboradores se piden perdón