Raquel y Lydia luchan por un primer plano