Amador Mohedano elude decir si tiene que abandonar su casa de Chipiona