David Valldeperas obedece a la audiencia y retira el columpio del plató