Un extraño olor invade el plató