“Yo, Sema, me acepto tal y como soy”