Belén Esteban debería de haber cobrado 18.000 en un bolo que nunca percibió, según Gustavo González