Laura se derrumba: "He venido porque quería estar feliz, pero no me dejan tío"