La directora del centro de Alcalá de Guadaíra votó en contra del tercer grado y luego un informe favorable, según Mila Ximénez